¿Dejaremos el combustible fósil en el año 2050?

13/09/2018


Como conclusión del Foro de Transporte Sostenible que se celebró hace unos días en Estocolmo, Scania afirmó que es posible llegar al año 2050 sin motores que utilicen combustibles fósiles, en el caso del transporte urbano o de larga distancia. Evidentemente, para que se cumpla esto hay que trabajar mucho, muy duro y rápido.

 

No hay un solo camino para acabar definitivamente con los combustibles fósiles, son varios y es lo mejor, porque cada una de las alternativas será la mejor en función del tipo de transporte. Aunque va a requerir un enorme esfuerzo, público y privado, para llegar a un panorama en el que hayan desaparecido todos los vehículos de transporte con combustibles fósiles. Son necesarias nuevas infraestructuras de carga universales, autopistas electrificadas, nuevas tecnologías que hagan viable este horizonte sin dependencia del petróleo.

 

Club Autónomos

Un modo de comenzar es optimizar los procesos logísticos, una mejor planificación de las rutas y las cargas, algo que, de hecho, ya es real. Puede conllevar un 20% de ahorro de consumo de combustible mientras se reducen las emisiones en el mismo porcentaje.

 

Habría que agilizar e impulsar mejor la electrificación ya que, en las conclusiones del Foro, se ha considerado el camino más eficaz, rápido y económico para deshacerse de la dependencia que existe hacia los combustibles fósiles, siempre que se den las condiciones adecuadas de infraestructuras de recarga. Además, es cierto que se espera que en los próximos años las baterías eléctricas sigan teniendo un coste elevado, por lo que inversiones como autovías electrificadas podrán ir allanando el camino.

 

Club Autónomos

Los biocombustibles están ahí, listos para ser usados. De hecho, un uso extensivo de los mismos puede conllevar que para el 2050, una quinta parte de los vehículos se estén moviendo realmente con este tipo de combustibles.

 

Otras opciones, como los vehículos de pilas de combustible son más lejanas aún que la electrificación ya que el coste de esta tecnología y del propio hidrógeno renovable es demasiado elevado. Pero, si se consigue una reducción en los costes de las pilas y del combustible está claro que será un elemento clave en la disminución de la dependencia de los combustibles fósiles.

Club Autónomos